-

jueves, 18 de diciembre de 2014

Cómo practicar el airsoft de forma legal (II): Resumen completo


¡¿Pero estás jugando y aún no has legalizado tus armas de airsoft?!

Si señor, ya las podemos llamar armas, aunque su naturaleza sigue siendo en gran parte un juguete.

Lejos quedaron aquellos tiempos en los que el vacío legal nos hacía encasillar a nuestras herramientas de juego como otros artículos, en muchos casos inventados. Estrictamente hablando y revisado el reglamento de armas, las de Airsoft estaban en la categoría de "Armas Prohibidas", que eran aquellas que solo podían tenerse en casa como objeto de adorno o coleccionismo. Esta parte de la ley sigue vigente, y es cierto que hoy día se pueden tener en casa exclusivamente con ese fin, adorno y coleccionismo, sin más documentación que la factura de compra.

"Réplicas", "Marcadoras", "Juguetes para adultos", "Armas de imitación", "Reproducciones" fueron algunas de las denominaciones o clasificaciones inventadas por los jugadores y colectivos de jugadores para quitarle hierro al asunto, aunque la verdad es que en su mayoría eran incorrectas, o sonaban a otra cosa más turbia. Marcadoras era de los nombres incorrectos, puesto que las verdaderas marcadoras son las armas de Paintball, que realmente marcan cuando impactan. Por otra parte según la ICAE / CIPAE no se pueden considerar legalmente lo mismo las réplicas, que las imitaciones, o que las reproducciones. Las réplicas no deben disparar, las imitaciones son ilegales, y las reproducciones no dejan de ser armas en toda regla y necesitan su permiso especial. Les pusiéramos el nombre que les pusiéramos, nada quita que estas armas estaban en un vacío legal bastante incómodo para todas las partes, sobre todo para nosotros los jugadores.

Esto cambió en Enero de 2013 con la Orden Ministerial INT/2860/2012 del 27 de Diciembre, según la cual, las hasta entonces "armas prohibidas" pasaban a ser Armas Lúdico-Deportivas de Airsoft y de Paintball, y por tanto pasaban a ser Armas de Cuarta Categoría, como las carabinas de aire comprimido, y concretamente a la categoría 4.1 a menos que se trate de armas de avancarga o monotiro siempre que sean de muelle, en cuyo caso irían en la 4.2.

La normativa de armas referente a las armas de aire comprimido, es decir de 4ª categoría, ya venía de mucho antes, e incluía otras consideraciones y que junto a la orden mencionada arriba, nos deja una serie de normas que os ponemos a continuación. Atención por que este resumen de normas es todo lo que tienes que tener en cuenta para practicar el Airsoft de forma legal. Si alguien ve que se me olvida algo importante por favor que lo ponga en comentarios (gracias de antemano).

Resumen completo

1. Está permitida la compra, tenencia y uso de estas armas a partir de los 14 años de edad.

2. Las Armas de Airsoft, a efectos legales se consideran Armas de Uso Lúdico-Deportivo y están dentro de la 4ª categoría del vigente Reglamento de Armas (Ministerio del Interior, España).

3. Un Arma de Airsoft puede estar accionada por muelle, resorte, aire o gas comprimido, tener ánima lisa o rayada y disparar proyectiles estéricos, que normalmente son de polímero y biodegradables. 

4. Si el arma es automática, semiautomática, o de repetición está dentro de la categoría 4.1. La gran mayoría de armas de airsoft están dentro de esta categoría.  Repetición se refiere a cualquier sistema de carga de proyectiles que necesite repetir la acción de un mecanismo, como los rifles de cerrojo, las escopetas de corredera, los rifles de palanca y los revólveres de acción simple.

5. Si el arma es monotiro y está accionada por muelle o resorte está dentro de la categoría 4.2. Esta categoría acoge a las carabinas de 4,5 mm y a muy pocas armas de airsoft. Monotiro se refiere a cualquier arma que no tenga cargador ni depósito de munición, y que por tanto no puedan hacer más de un disparo antes de volver a cargar munición en el arma.



6. El peso de los proyectiles debe ser como máximo de 0,45 gr, siendo el más común 0,20 gr,

7. El diámetro del proyectil debe ser como máximo de 8 mm, aunque el más común es el de 6 mm.

8. La energía cinéctica en boca está limitada a 3,5J. Equivale a aproximadamente unos 650 FPS (198 m/s) con munición 6mm 0,20gr.

9. Para poder legalizarlas las armas de airsoft deben llevar un número de serie único correlativo del fabricante grabado en el cajón de mecanismos o en alguna parte del cuerpo. Y si no lo tuvieran hay que llevarla a un armero autorizado a grabarlo (ver aquí). El número de serie de armero tiene este formato: XXXX-AS-XX-XX. En cambio el número de serie de fábrica puede tener cualquier otro formato pero es totalmente válido según nos confirmó en 2013 la Intervención Central de Armas y Explosivos. El número de serie grabado en el arma debe reflejarse en la factura de compra o en un certificado expedido por el armero que verifique que ese arma con ese número es de vuestra propiedad.

10. Las Armas de Airsoft se legalizan gratuitamente en el ayuntamiento de residencia del usuario mediante la Tarjeta de Armas. Más información sobre la tarjeta en la página del Ministerio de Interior: Tarjetas de Armas , Es posible que algunos ayuntamientos cobren algún concepto de gastos de gestión administrativa, pero el proceso de alta consiste simplemente en solicitar una revisión de expediente de conducta y antecedentes a la Guardia Civil, por lo que no deberían cobrar mucho. También deben informarse del arma que están autorizando a usar, por lo que les viene bien que adjuntemos información del arma, fotocopia de algunas páginas del manual, etc. 



11. La Tarjeta de Armas se puede conseguir aquí, en cualquier armería, tienda de deportes, o bien en la tienda de Intervención de Armas de la Guardia Civil.

12. La documentación a presentar en el ayuntamiento, aparte de la Tarjeta de Armas en blanco, es: fotocopia del DNI y factura original de compra que contenga los números de serie de cada arma a dar de alta. Si no tenemos factura por que el arma sea antigua o de segunda mano se puede recurrir a un contrato de compra venta entre particulares, o mejor y recomendado, a un certificado expedido por un comercio especializado, como este: Certificado de Arma Lúdico Deportiva. En algunos ayuntamientos nos piden una Tarjeta de Armas en blanco por cada arma a dar de alta. Hay algunos ayuntamientos que solicitan un certificado de antecedentes penales, y este hay que solicitarlo en la misma oficina de la Policía Nacional donde tramitamos nuestro DNI. Aunque en mi opinión es una incongruencia que soliciten esto, puesto que la Guardia Civil, que es la que va a tramitar la tarjeta, tiene acceso a esos expedientes.

13. Podemos dar de alta hasta 6 armas de categoría 4.1 por cada tarjeta, pero podemos tener todas las armas y tarjetas que queramos. Este punto no está demasiado clarificado en la propia ley, pero según nos confirman los ayuntamientos y la Guardia Civil, si el ayuntamiento lo autoriza no hay límite de armas en lo que respecta al Airsoft. Solo hay un límite por tarjeta, por obvias razones de espacio.

14. El proceso de alta suele llevar alrededor de un mes, dependiendo de la capacidad administrativa que tenga cada ayuntamiento, y de la cantidad de trabajo que tengan en Intervención de Armas. Por lo que podría demorarse.

15. El arma se puede transportar libremente fuera del municipio pero cualquier trámite sobre esta queda ligado a los términos municipales. Es decir, si se da de alta en un ayuntamiento, cualquier baja o cambio debe hacerse en su municipio. Este punto también ha necesitado clarificación, pero quedaba resuelto hace bastantes años con el Acuerdo del 15/03/94 de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos, como puede verse en este documento expedido por la Comandancia de Pontevedra, que aclara ese acuerdo, por lo que se puede extrapolar al resto del territorio nacional.

.

16. Para transportar armas de airsoft hay que seguir unas sencillas normas, como que no esté preparada para disparar (sin munición ni cargadores ni batería, y dentro de una funda), y que siempre esté a buen recaudo dentro del portaequipaje del vehículo en el que se transporta, nunca en el habitáculo. Esto también se incluye en el anterior documento.

17. Las armas de airsoft solo pueden usarse en instalaciones o terrenos privados en las que tengamos permiso para jugar, sea el terreno urbano o rural. Es necesario que el terreno de juego esté cerrado al paso de cualquier viandante, o mínimamente señalizado para evitar cualquier accidente.

18. El usuario debe siempre hacer un uso responsable de sus armas, ya que a pesar de tener todo en regla con ciertas acciones se puede poner en peligro la seguridad ciudadana o infringir alguna normativa. Es por esto que las Fuerzas de Seguridad podrían llegar a requisar nuestras armas a criterio propio aun en el caso de que estas estén totalmente legalizadas, como por ejemplo llevarla en lugares donde no podamos justificar su uso, o donde la normativa las prohíbe expresamente. Eso si, estando legalizadas no habrá ningún problema para recuperarlas.

Nota: este resumen de la normativa está orientado a los particulares, o como mucho a los equipos. No se incluye ninguna norma que afecte a profesionales, comercios ni campos.

Opcional pero legalmente recomendable

1. Es posible y recomendable contratar un seguro de responsabilidad civil para atender cualquier posible daño a terceros. Este seguro normalmente no cubrirá de daños a otro jugador que no use las debidas protecciones. Estos seguros son muy similares a los seguros de tiradores y cazadores, en los que se paga una cuota anual de menos de 20€.

2. También se pueden contratar seguros médicos para practicar el airsoft, aunque estos ya serán más caros.

3. Unirse a, o formar clubes y asociaciones deportivas o culturales, y apuntarse a algunas de las asociaciones federativas existentes, como la Federación Española, o vuestra federación regional, puedes ser muy recomendable ya que quedas al abrigo de estas entidades, y los organismos públicos tienen mayor consideración con las entidades que con los particulares.

4. Hablar con los ayuntamientos para organizar actividades en colaboración con las concejalías de deportes.





Primera parte del artículo:
(obsoleto)

lunes, 15 de diciembre de 2014

Mantenimiento de cargadores de media capacidad

Carlos nos pregunta por qué no entran las últimas bolas de sus cargadores mid-cap en la cámara de hop-up.

Esto es algo que nos ha pasado a todos alguna que otra vez, o que pasa en determinadas réplicas.

Puede ser por dos motivos.

1. Error o necesidad de diseño.
Las bolas simplemente no entran por que el tope del muelle no tiene (y no puede tener) longitud suficiente para empujar hasta la última bola a la altura del nozzle. Es un error de diseño típico y hoy día casi estandarizado por muchas marcas que utilizan una cámara de hop-up monopieza, como la que se puede ver en el esquema a continuación. De todas formas el tope del muelle no puede tener la longitud necesaria por que de tenerla se quedaría atascado en el conducto del cargador.



2. El muelle de los cargadores se ha ido venciendo.
Si al principio alimentaban bien y con el tiempo han dejado de hacerlo este es el motivo.

Al llenar repetidamente los cargadores a tope los muelles se van deformando hasta que pierden su longitud y no son capaces de subir todas las bolas hasta la cámara. Mientras más tiempo pasen los cargadores llenos de bolas más rápido ocurrirá esto.

¿Cómo puede evitarse?

Esto puede evitarse llenando los cargadores de media a la mitad, o con solo dos tercios de capacidad, o incluso algo más, siempre que el muelle no quede totalmente comprimido. Es decir, por ejemplo, si usamos cargadores de 100 bolas, cargarlos solo con 60 a 80 bolas, etc. Yo particularmente los lleno aproximadamente al 60-70%.

También es muy recomendable vaciar los cargadores cuando los guardamos.

¿Cómo puede corregirse?

Hay que abrir el cargador y sacar la estructura interna donde va el conducto de las bbs. La carcasa interna del cargador puede estar sujeta a la chapa externa por un tornillo en la parte inferior de este, aunque no siempre.

Por lo general la carcasa interna de los cargadores de media suelen traer una tapa o trampilla atornillada por un lateral de esa estructura. Esa trampilla sirve para sacar el muelle por su extremo inferior. Simplemente tendríamos que sacar el muelle entero, estirarlo un poco (insisto, solo un poco) y volver a meterlo entero, poco a poco y con paciencia. Si vemos que sigue ocurriendo repetimos la sencilla operación.

Si estiráis el muelle por la parte inferior (próxima a la trampilla) os va a costar más volver a meterlo, así que sugiero que  lo estireis más por la parte superior.

Cuando coloqueis la trampilla sujetadla bien con el dedo por que si no puede salir disparada.


Y listo, a seguir usando esos cargadores durante mucho tiempo.



-