-

martes, 28 de julio de 2015

Falsos mitos sobre armas en el mundo del airsoft

Hoy que estamos a punto de empezar las vacaciones del blog y taller, os traigo un artículo fresquito para entretenernos en esas horas de calor y de paso aprender un poco. Hoy seremos cazadores de mitos. ¡Empezamos!



Mito: Los silenciadores reducen el sonido del disparo a un pequeño silbido.
Realidad: Aunque sea siempre munición subsónica, el silenciador atenúa el sonido para que no se oiga a kilómetros, pero sigue sonando bastante fuerte en el entorno cercano. Esta afirmación varía según el calibre, arma, y si el silenciador está integrado o es añadido. Podéis ver dos ejemplos de esto en los siguientes videos de Youtube.



Beretta 92FS con silenciador añadido. Se ve que el primer disparo con silenciador apenas lo atenúa. El resto de disparos silenciados son normales, pero podéis observar que incluso se oye el eco del disparo silenciado.

MP5SD5 con silenciador integrado de serie.

Mito: Las armas de fuego pesan bastante.
Realidad: En la actualidad muchas armas de fuego pesan menos que sus homólogas de airsoft full metal. Después de practicar airsoft, cuando levantas por primera vez un arma de fuego te sientes un poco decepcionado.

Aunque antiguamente tuviera su motivo para que fueran muy pesadas, la tecnología permite hoy día que el armamento personal sea cada vez más cómodo de llevar, alcanzando el peso óptimo para la estabilidad del arma en función a su retroceso. Si bien es cierto que los fusiles antiguos pesaban como un muerto, en la actualidad se busca la mayor ergonomía posible y por eso se ha sustituido la madera por plástico para fabricar muchas armas modernas. Es muy típico el Nylon con fibra de vidrio y metales ligeros en partes no esenciales para la detonación. Para ser justos si que hay una excepción: las ametralladoras, que necesitan ser estables, y que además cargan mucha munición.

M249 MK46 SAW. Ver más fotos aquí



Mito: En cada disparo de las armas de fuego actuales se produce un espectacular fogonazo.
Realidad: Muchos profesionales desmienten esto. Actualmente al disparar un arma de fuego, con munición correctamente conservada y de calidad, y en un arma con bocacha apagafuegos, se produce un fogonazo que es casi imperceptible para el ojo de día, y eso si, algo más perceptibles por la noche.

Como sabéis, Hollywood y el cine de acción nos tienen muy acostumbrados desde hace décadas a ver estas llamaradas de medio metro en las escenas de tiros. Sin embargo hoy día tenemos a muchos videos de demostración sobre armas de fuego tanto en Youtube, Vimeo, etc, en los que podréis comprobar que el fogonazo es más bien poca cosa, o más bien nada. Se ve más humo que fuego.




Mito: Apretar el "Gatillo" para disparar.
Realidad: Se llama Cola del Disparador o vulgarmente Disparador.

Esa pieza que inicia el funcionamiento del arma se llama Cola del Disparador, o simplemente Disparador (aunque técnicamente el disparador es el conjunto de mecanismos que provocan el disparo). Este término está firmemente arraigado en el colectivo de usuarios de armas de fuego, ya que para sacar el permiso de armas en España es necesario pasar un examen que incluye mecánica y partes de las armas, con el objeto de su seguro mantenimiento, y es en ese momento cuando aprendemos claramente que la palabra correcta es Cola del Disparador. Aunque es verdad que hoy en día el término "Gatillo" se ha extendido tanto que se está empezando a aceptar su uso por los usuarios de armas de fuego. Sin embargo en la mayoría de los clubs de tiro y en las armerías se sigue corrigiendo el uso incorrecto de esta palabra. En el mundo del airsoft, en cambio, al estar tan afectado por Hollywood, sin apenas formación por los usuarios, y con la tendencia de disparar munición a cubos, es normal que se adoptara ese nombre.



Mito: Las armas de repetición o repetidoras son las que disparan ráfagas o fuego automático.
Realidad: Más que un mito, es un error frecuente de muchos usuarios. Armas de repetición o "repetidoras" son las que deben ser amartilladas o acerrojadas antes de cada disparo, como los rifles de cerrojo y de palanca, las escopetas de corredera y los revólveres de acción simple.


En estas armas tras cada disparo se debe repetir (por eso el nombre) la acción de carga para alojar un nuevo cartucho en la recámara. Existen mecanismos para automatizar este sistema, pero estas armas ya entran en la denominación de automáticas o semiautomáticas. Las armas de repetición se inventaron aproximadamente en el siglo XVII de mano de un armero italiano llamado Lorenzoni, y era un fusil con una especie de tambor de carga.


A continuación, otros falsos mitos de acción bélica extendidos por el cine y la televisión...


Mito: Salir volando al recibir un disparo de escopeta o de lanzagranadas, o estar cerca de una explosión.
Realidad: un proyectil metálico a alta velocidad que se encuentra con un cuerpo blando detenido (por ejemplo el cuerpo humano) solo transmite la energía de su impulso a la zona en la que entra en contacto, provocando serios daños, pero nunca desplazando al resto del cuerpo, que debido a su inercia permanece prácticamente en la misma posición.


Cuando una bala o una rosa de perdigones abandona el cañón de una escopeta tenemos que verlos con el mismo efecto que tendría una aguja o estoque blandidos a gran velocidad contra un blanco humano. En ningún caso la punta del estoque o agujas desplazarían el cuerpo, sino que se clavarían en él, transmitiendo ahí toda su energía, con los consecuentes daños.

En el siguiente video podéis ver en slow motion una serie de disparos efectuados contra un bloque de gel balístico, un material que tiene la misma densidad y consistencia que podría tener el cuerpo humano. Con esto podréis imaginaros el terrible daño que causan ciertas municiones en las víctimas de disparo. Todas las municiones del video son de escopeta pero en el canal del usuario podréis ver muchos tipos de balas en la misma prueba.


Para hacer real ese efecto cinematográfico, es decir, para poder lanzar un cuerpo por los aires tal como se ve en el cine el proyectil o conjunto de proyectiles tendrían que tener el tamaño del cuerpo humano, y además desplazarse a la misma velocidad a la que el cuerpo sale despedido. Es decir, bastante lento para una bala o rosa de perdigones.



Mito: Los chalecos antibala te hacen inmune a las balas y puedes seguir operando con normalidad.
Realidad: Recibir un balazo con un chaleco es como si te diera un ariete en el pecho. Te puede dejar inconsciente e incluso causarte alguna hemorragia interna que debería tratarse lo antes posible. Con todo eso, aún es mucho mejor que recibir el balazo sin ninguna protección.


Como podéis ver en el video del caso anterior, los proyectiles al penetrar empujan considerablemente la masa blanda hasta que pierden energía. Si se tratara de una placa de blindaje no la atravesarían (esa es su función) pero igualmente le transmitirían su energía cinética. Parte de ella se transformaría en calor y parte deformará la placa, pero la mayoría seguirá siendo cinética, por lo que tenemos una placa de blindaje que golpea nuestro cuerpo a casi la velocidad de una bala. Por su superficie no puede atravesarte, pero aun así es bastante doloroso. Si echais un vistazo al final de este video veréis a qué me refiero.




miércoles, 8 de julio de 2015

Full Metal o no Full Metal, esa es la cuestión


A lo largo de los años y en la actualidad siguen llegando cantidad de correos con esta, la gran pregunta, al correo del servicio técnico de airsoft.es. Y tengo otros dos o tres artículos casi terminados para publicar en el blog, pero creo que esta cuestión llevaba mucho tiempo en el aire. Obviamente este mini artículo va principalmente dirigido a jugadores que quieren elegir su primera o segunda arma de airsoft.

Pregunta:¿Tal réplica del catálogo es de metal?

Pues por la respuesta puede resultar un poco obvio, pero no lo será tanto cuando me lo preguntan tantas veces.

Respuesta: Si en el nombre de la réplica, o en alguna parte de la descripción en la ficha de producto pone "Full Metal" o que es "completamente metálica", significa que tiene tantas partes externas metálicas como tiene su equivalente arma de fuego.

En cambio, si en ninguna parte de la ficha de producto pone nada de que sea Full Metal, o cuerpo metálico, etc, con toda seguridad NO va a ser Full Metal ni el cuerpo (receiver) / cajón de mecanismos va a ser metálico.

Creedme que en el comercio especializado, tanto en www.airsoft.es como en otras tiendas, si un arma de airsoft es metálica no se va a perder la oportunidad de indicarlo en el nombre, puesto que esto es otro de los atractivos de las réplicas de airsoft, no solo su apariencia sino también los materiales en que están construídas.

Ahora vayamos a los matices y otros detalles a tener en cuenta, para que estéis completamente informados.

1) El gearbox y el cañón interno (que realmente son dos de las partes más importantes) de todas las armas del catálogo de airsoft.es son siempre metálicos. Si en un futuro se llegan a introducir réplicas que no los tengan se avisaría en la descripción, ya que es un detalle importante que va a determinar la potencia y durabilidad.

2) Muchas armas de fuego actuales tienen partes externas sintéticas (Nylon o termoplástico ABS) de gran calidad que les confiere gran resistencia a tensiones, temperatura y maltrato, y que a la vez las hace bastante más ligeras que las construídas enteramente en metal y madera. Por tanto sería ilógico que las réplicas de airsoft fueran fabricadas en metal, por todas esas razones. El claro ejemplo de esto es el HK G36. Casi todos los que hay en airsoft son "Full Metal" (según la respuesta que leemos arriba), pero no se indica en la descripción por que gran parte de su estructura es sintética. De todas formas nunca vas a encontrar un G36 en airsoft que tenga el cuerpo completamente metálico.

3) Otras armas de fuego actuales emplean una cantidad justa de partes sintéticas, como el M4A1 Carbine, que tiene de plástico solo las piezas ergonómicas (guardamanos, pistolete y parte extensible de la culata). En este caso también sería ilógico fabricar esas partes de metal. Se considera Full Metal aunque tenga esas partes de plástico.

4) También hay réplicas como el AK y otras clásicas que en algunos modelos llevan cachas (culata y guardamanos) de madera real. En ese caso también suele indicarse en el nombre, especialmente si existen variantes que los llevan de plástico, y es para distinguirlos. En cualquier caso ante dudas habría que leer la descripción.

5) Algunas marcas de alta gama distinguen claramente sus modelos con cuerpo de plástico, dentro de una gama. Por ejemplo, en ICS y Classic Army la gama con cuerpo de plástico es "Sport Line", y en G&G se llama "Intermediate". También notaréis una gran diferencia de precios entre los modelos Full Metal y sus equivalentes Sportline o Intermediate. Esto también ocurre en las chinas, pero no son dados a poner nombres a sus gamas.

6) Que una réplica sea por fuera de termoplástico ABS o nylon no significa que sea frágil y no aguante los golpes y caídas. De hecho casi todo lo contrario. Hay ciertos materiales plásticos muy resistentes, como los que hemos citado, capaces de absorber la energía de un impacto mejor que si fueran de metal. Yo he tenido varias caídas en edificios durante partidas nocturnas o haciendo el cabra en zonas de escombros, y poniendo el G36C por delante ha soportado el golpe y mi peso en caída sin más problemas que algunos arañazos en el cuerpo (aunque la primera reacción es pensar que te lo has cargado). También he visto dejar caer un G36 chino un par de metros en un suelo duro y no sufrir nada más allá de roces. Supongo que también dependerá de cómo caiga, pero aun así hay réplicas de metal que no lo resistirían.

7) Que una réplica sea por fuera full metal no tiene por que significar que sea especialmente resistente. Las réplicas full metal de bajo coste suelen estar hechas de metales pobres (metal prensado, etc), por lo que en función de su diseño y estructura pueden ser más o menos frágiles y quebradizos ante cualquier golpe seco. Esto NO le ocurre a las Full Steel, que al estar hechas de acero son las más resistentes que se pueden encontrar en el mercado. A menudo también las más caras.

8) Al principio todos los jugadores desean máximo realismo, máximo peso, máximo metal, máximo todo. Cuando llevas un cierto tiempo de juego (meses, años) y te has agenciado un par de réplicas muy pesadas empiezas a cambiar de idea respecto al "full metal". Tu agilidad y precisión se puede ver mermada con una réplica de 6 o 7 kilos que llevas portando y encarando desde hace 5 horas. Al final te decidirás por el equilibrio, sabiendo que el termoplástico ABS y el nylon son buena opción. Y que las réplicas metálicas son recomendables siempre y cuando no pesen demasiado y sean resistentes. Y a distinguir eso lo aprenderéis con el tiempo.

Espero que esto responda esas preguntas que os hacéis al principio sobre las réplicas Full Metal.

Un saludo.
-